Miguel+Blanca

Miguel y Blanca apostaron por mí desde el primer momento como videógrafo para su boda en Jaén. 100% agradecido por su confianza. La experiencia ha sido maravillosa. En la Finca Cerro Puerta he encontrado un grupo de personas con unas ganas increíbles de disfrutar, de reír, de bailar, de cantar, de vivir. Una decoración espectacular, la música, un atardecer de esos que no se olvidan… La espera ha merecido la pena. Después de un tiempo esperando el gran momento, ¡por fin he podido volver a realizar un vídeo de boda en Jaén! Y por supuesto, a estos dos guapos que vivieron cada segundo como si fuera el último, ¡mil gracias!