Jona+Lorena

Hacer un vídeo de boda en Granada siempre es especial, pero si además tienes el privilegio de trabajar en el Carmen de los Chapiteles, a la vera de la Alhambra, y con el Albaicín justo al lado, la cosa se vuelve más interesante. En medio de tanto embrujo nazarí, ya solo faltaba que la pareja tuviera ese carisma que te transporta a otros niveles de experiencia que hacen que te olvides de que estás filmando un vídeo de boda en Granada. Jona y Lorena son divertidos, atentos y entrañables, muy en la línea de toda su gente. Infinidad de risas y carcajadas, pero también alguna lagrimita, nos fueron llevando hacia una fiesta final sorprendente que quedará en el recuerdo. ¿Qué más pude pedir?

Anuncios